Se han prolongado las curvas epidémicas de COVID-19

0
296

También informó que por más de 25 días de la curva epidémica de casos nuevos también se han prolongado las hospitalizaciones generales y de terapia intensiva. “Se ha mantenido muy activa la transmisión en la medida en que han estado ocurriendo contagios”, afirmó.

Las curvas epidémicas, de acuerdo al subsecretario, son el gráfico que representan cómo ocurren a lo largo del tiempo el número de casos de COVID-19 en el país.

Otros factores en común que han tenido varias entidades federativas del país es que las hospitalizaciones generales se mantienen en una meseta y se ha excedido el número de casos que requieren terapias intensivas, “lejos del punto de predicción”, por lo cual representan una amenaza importante a la sobreocupación: “por eso es que seguimos continuamente vigilando la ocupación hospitalaria y continúan los procesos de reconversión”, afirmó López-Gatell.

En Tijuana, Baja California, el pico máximo sí llegó en la fecha que se había contemplado y desde entonces ha tenido un descenso continuo en el número de casos nuevos registrados confirmados. Sin embargo, mientras que la hospitalización general ha mantenido una tendencia descendente, las terapias intensivas se han mantenido sobreocupadas.

Por otro lado, Mexicali, la capital de la entidad, ha excedido la predicción de la curva epidémica de casos confirmados por tener un rebrote de contagios de COVID-19. El subsecretario afirmó que la ciudad tiene una “intensa transmisión”, pero que se mantiene en una tendencia descendente desde hace 30 días.

La Paz, en Baja California Sur, ha tenido un comportamiento de la curva epidémica “no tan claro; sin embargo, ha excedido la predicción y la tendencia es todavía ascendente”.

Cancún, en Quintana Roo, ya llegó a su punto máximo y comenzó a descender. Sin embargo, la disminución ha sido “más lenta de lo que nos gustaría ver, pero hay una tendencia descendente por más de un mes, aunque excedida respecto a la predicción”, dijo el subsecretario.

En Culiacán, Sinaloa, también se ha prologando por encima de la predicción el número de casos confirmados de COVID-19. Por más de 30 días ha tenido una tendencia decreciente, “pero todavía lejos del punto de predicción y todavía con una carga importante en el número de casos”.

En Villahermosa, Tabasco, se tenía una trayectoria que había llegado a un punto máximo: “venía en una fase de descenso cuando algo ocurrió, seguramente a final de abril, y correspondientemente siete a 10 días después empezó con este ascenso y se ha mantenido”.

En Cuernavaca, Morelos, de acuerdo al subsecretario, no se han tenido “mayores sobresaltos” en los casos confirmados, por lo cual la curva epidémica se mantiene controlada y dentro de la predicción.

Veracruz, Veracruz también excedió la predicción de su curva epidémica, y aunque tiene una tendencia descendente, se puede observar una meseta en la hospitalización y un exceso en las terapias intensivas.

En cuanto a Tlaxcala, el subsecretario afirmó que se ha mantenido un buen manejo de la epidemia: de las medidas comunitarias y la restricción de la movilidad pública. “Y vemos que la epidemia llegó a su punto máximo, excedió un poco la predicción y ahí va, pareciera que la tendencia es a descenso, pero todavía no la consideramos, Tlaxcala por lo tanto sigue esta semana con el semáforo rojo”, dijo.

Sobre Acapulco, Guerrero, López-Gatell mencionó que se “tiene exceso con respecto a la predicción. Tuvo una fase claramente de incremento, excedió la predicción. Tenemos un descenso todavía no claro y hoy están sobreocupados los hospitales de Guerrero que tienen una tendencia ascendente en Acapulco. Y la terapia intensiva lo mismo”.

Mencionó que las zonas portuarias turísticas de México característicamente tienen menor infraestructura de salud que otras ciudades y que, en muchos casos, están “por debajo de lo que se necesita” en términos de su población.

En Oaxaca, Oaxaca, afirmó que se está haciendo también “un buen trabajo”, aunque sigue activa la epidemia. “Ya se ve un patrón de descenso muy sostenido, llegaron al punto cumbre en la fecha predicha, el 22 de mayo, y se ve un decremento”, informó.

“Puebla tiene una curva epidémica muy bien definida desde el inicio, excede un poco la predicción al 90 por ciento, pero la tendencia parecer ser que llegó al punto máximo en esa fecha, estemos todavía expectantes, no será una tendencia clara al descenso”, señaló.

Sobre Toluca, Estado de México, afirmó que “tiene un comportamiento que ha sido en ascenso”, y que no se puede informar sobre el descenso porque “se está todavía muy cerca del punto máximo predicho y no se ve una tendencia clara de cambio”.

Sonora, de acuerdo a la información presentada, tiene una tendencia ascendente que “pareciera estarse acercándose al punto acmé en la fecha predicha, que fue 30 de mayo, pero todavía no tenemos claridad sobre cómo va a ser el descenso. En Sonora definitivamente permanece en semáforo rojo”.

Nayarit y Chiapas, en Chiapas, también mantienen tendencias ascendentes. Guadalajara, en Jalisco, se mantiene en fase de ascenso y todavía no llega a su punto máximo: “todavía faltan a partir de la fecha de hoy cuatro días para lo que se pensaría que llegaría al punto máximo, pero todavía es posible que este patrón de ascenso continúe, aún por verse si se logra que empiece a descender posteriormente o no”, mencionó.

Por último, en Monterrey, Nuevo León, también se observa una fase ascendente “donde ya claramente se estableció el comportamiento epidémico típico de una epidemia de transmisión humano a humano”.

Las columnas rojas de las gráficas representan los casos observados. El subsecretario explicó que con una línea negra representaría la predicción con 50 por ciento de probabilidad de que a la fecha específica se encuentre ahí el número de casos de coronavirus.

Otras líneas en la gráfica, que son punteadas, representan la predicción con probabilidad del 90 por ciento y la predicción con probabilidad de 10 por ciento. “Por lo tanto, en el carril que queda entre la curva de abajo y la curva de arriba hay 80 por ciento de probabilidad de que a ese nivel esté el fenómeno de interés”, explicó.

“Siga la población teniendo presente, por favor, que la epidemia todavía no se acaba y quienes vivimos en el Valle de México, que somos 23 por ciento de la población mexicana sepamos que en el Valle de México tenemos todavía una actividad epidémica importante, desde luego más allá de lo originalmente previsto”, afirmó López-Gatell.