Pemex acumula pérdidas en la refinación, la apuesta energética de AMLO

0
305

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha apostado desde el inicio de su mandato a levantar el negocio de la refinación, con el fin de alcanzar la autosuficiencia en gasolinas. La administración ha dedicado recursos tanto al mantenimiento del sistema como a la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco, que supervisa Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener), aunque es un activo que formará parte del sistema de seis refinerías de Pemex, que dirige Octavio Romero Oropeza.

El brazo que se encarga de la refinación de gasolinas y otros derivados del petróleo, Pemex Transformación Industrial (TRI), se ha enfocado en elevar el procesamiento del crudo más allá de la rentabilidad generada.

Pemex TRI se anotó una pérdida bruta de 34,051 mdp en el primer trimestre del 2020. Este indicador muestra sólo el resultado del restar los ingresos por las ventas de los productos con los costos para colocarlo en el mercado, y es el primer escalafón en un reporte financiero para entender la dinámica primaria de una compañía. La empresa no registraba estos números negativos desde 2017, cuando comenzó la reducción en el número de barriles que procesaba el sistema. Antes de esta fecha también era normal ver pérdidas en estas primeras etapas.

Las pérdidas se incrementan cuando se agregan otros gastos, como los de administración y distribución, para saldarse con una pérdida operativa de 47,912 mdp.

Pemex Exploración y Producción (PEP), la empresa que se dedica a la obtención de los hidrocarburos, en comparación genera una ganancia bruta de 91,796 mdp, y 75,735 mdp en la operación.

La compañía aún trabaja para lograr sus metas y aumentar el volumen de refinación de crudo, que cerró el trimestre en 542,000 barriles, una caída de 3% frente a los 559,000 barriles de hace un año. Esto implica una utilización del 33% de la capacidad total del sistema, una caída de 1.1 puntos porcentuales respecto al primer trimestre de 2019.

El sistema se encuentra en fase de mantenimiento, lo que ha frenado este procesamiento, aunque alcanzó los 634,000 durante las primeras semanas de abril, dijo Pemex en su reporte financiero del primer trimestre. La cifra aún se encuentra por debajo del millón de barriles que pretenden alcanzar como parte de su plan para enfrentar la caída internacional de los precios del crudo.

Los problemas a los que se enfrentó Pemex TRI este trimestre se ven reflejados en que obtuvo un margen de rentabilidad negativo de 12.5 dólares por barril durante el primer trimestre, casi cinco veces más que el presentado en el cuarto trimestre de 2019, de menos 2.64 dólares por barril.

“El margen es inferior al registrado en el primer trimestre de 2019, porque la disminución de la demanda de combustibles, causada por las medidas de confinamiento para disminuir el impacto de la pandemia del COVID-19, disminuyó el precio de los refinados en la Costa Norte del Golfo de México”, explica Pemex.

La caída en el procesamiento resultó en un descenso en la elaboración de petrolíferos, que bajó 2.6%, con una reducción del 3.9% en la producción de gasolinas, y 13.6% en la diésel.

Los analistas y calificadoras han cuestionado la estrategia de refinación de Pemex, además de los recursos destinados a la construcción de la refinería de Dos Bocas, uno de los proyectos insignia de la administración de López Obrador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Escriba los numeros *Captcha loading...