Ya no se puede exprimir mas a la UTCAM

0
404

MENSAJE DE LA RECTORA DE LA UTCAM
Maestra Oresbia Abreu Peralta

Como ustedes saben, siempre he sido muy respetuosa y prudente ante la opinión pública, aun cuando se han referido a mi persona en forma directa, sin embargo, ahora es importante hacer varias precisiones respecto a las manifestaciones públicas realizadas por el sindicato de la UTCAM.

En primera instancia, debo resaltar que todos los trabajadores de la UTCAM han recibido puntualmente cada quincena su sueldo y prestaciones incluidas en el tabulador oficial de sueldos.

La institución ha cuidado siempre la seguridad y bienestar de sus trabajadores.
Ante la emergencia sanitaria, hemos mantenido íntegro el sueldo de cada trabajador, aun cuando estén laborando desde su hogar, como todos los maestros del país.
No hemos despedido a ningún docente.

Por eso aclaro: Lo que el sindicato esta peleando es por mantener las prestaciones adicionales incluidas en el contrato colectivo de trabajo.

No por sus sueldos, ni prestaciones de ley, ya que esos sí están garantizados.
El contrato colectivo representa para la UTCAM 12.4 millones de pesos anuales para 151 sindicalizados en activo, es decir, 82 mil 119 pesos en promedio para cada trabajador, dinero adicional a sus sueldos y prestaciones de ley.

Ningún otro trabajador, incluido docentes y administrativos del subsistema de universidades tecnológicas y politécnicas del país, tiene esos beneficios.
Ese contrato colectivo de trabajo, en el pasado, tuvo sustento en los ingresos que conseguía la UTCAM a través de contratos con la paraestatal PEMEX.
Hoy esos contratos ya no existen.

En los últimos 3 años, el gobierno ha tenido que subsidiar de manera extraordinaria a la UTCAM, para solventar esos pagos que hoy reclama el sindicato.

También hay que reconocer y agradecer al gobierno del estado, ha mantenido su total apoyo y respaldo a las becas de transporte que benefician directamente a las familias de nuestros estudiantes.

Pero hoy las exigencias de la dirigencia sindical no tienen ningún soporte presupuestal y por lo tanto no contamos con los recursos para pagarlos.

¡Ya no se puede exprimir mas a la UTCAM!
Tenemos que entender que la situación económica del país ha cambiado, miles de personas han perdido su empleo, miles de empresas han tenido que cerrar, la pandemia nos ha golpeado a todos, tanto en la salud como en la economía.

La reducción en la actividad económica del país ocasionada por la pandemia, esta generando una baja de ingresos en los presupuestos públicos y nuestro Estado no es la excepción.

Hoy los recortes presupuestales no son un pretexto, son una dolorosa realidad, son una necesidad, un medio para subsistir ante la nueva realidad económica.

Hoy todas las instituciones del país están batallando para subsistir.
Por eso, no podemos seguir viviendo a un ritmo económico, que no pod

emos sostener.
¡Hoy la realidad económica nos ha alcanzado, ya no hay posibilidad que el gobierno federal o estatal sigan sosteniendo prestaciones que ningún otro docente del país tiene!

Hay que entender que hoy la lucha no es entre trabajadores y patrones, no es entre sindicatos contra instituciones, la verdadera lucha es por la subsistencia de la universidad, la verdadera lucha es por mantener nuestros empleos, la verdadera lucha es por mantener la educación de cientos de alumnos que han confiado su futuro en la UTCAM
Hoy los convoco a que no caigan en el juego de desgastarse en una lucha sin futuro, en una lucha que no tendrá ganadores, pero si muchos perdedores…

No permitamos que agentes externos a la vida académica, fomenten la discordia ni desestabilicen a la UTCAM.

¡Por eso hago un llamado a todos los maestros y trabajadores que forjaron su futuro bajo el manto de la UTCAM, a aquellos que de verdad tienen vocación docente y de servicio, a aquellos que de verdad aman a la universidad, para que recapaciten y apoyen la supervivencia de nuestra universidad!

Los invito a dialogar para construir juntos la nueva realidad laboral de la UTCAM.
Hoy debemos estar unidos para volver a hacer de la UTCAM una entidad de excelencia académica, para volver a hacer de la universidad el motor de desarrollo de la Península de Atasta y para mantener el sustento de todos los que dependemos de la universidad.