El piel con piel y la lactancia son seguros aunque la madre tenga Covid

0
792

Ni el piel con piel ni la lactancia comportan riesgos de contagio entre una mujer con Covid y su recién nacido siempre que se observen medidas higiénicas de prevención, como uso de mascarilla por parte de la madre y lavado frecuente de manos y pechos.

Es la principal conclusión a que llega un estudio observacional con 120 bebés realizado en hospitales de Nueva York. Tras seguir durante las primeras dos semanas de vida a madres y bebés, los investigadores no detectaron ningún caso de transmisión del SARS-CoV-2 ni en el embarazo ni después. Por ello, concluyen que es seguro que madres y recién nacidos estén juntos tras el parto y que se amamante a los pequeños tomando precauciones.

Ni el piel con piel ni la lactancia comportan riesgos de contagio entre una mujer con Covid y su recién nacido siempre que se observen medidas higiénicas de prevención, como uso de mascarilla por parte de la madre y lavado frecuente de manos y pechos.

Es la principal conclusión a que llega un estudio observacional con 120 bebés realizado en hospitales de Nueva York. Tras seguir durante las primeras dos semanas de vida a madres y bebés, los investigadores no detectaron ningún caso de transmisión del SARS-CoV-2 ni en el embarazo ni después. Por ello, concluyen que es seguro que madres y recién nacidos estén juntos tras el parto y que se amamante a los pequeños tomando precauciones.

Los resultados de este trabajo, que se recogen en la revista The Lancet Child Adolescence Health, apoyan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, así como de asociaciones como la Española de Neonatología, que aconsejan que no se separe a madres e hijos tras el nacimiento y que se promueva la lactancia materna por sus beneficios para ambos.

“El piel con piel y la lactancia son importantes tanto para el vínculo madre-hijo como para la salud del bebé a largo plazo”, destaca en un comunicado Patricia DeLaMora, codirectora del estudio, del Hospital presbiteriano de niños Komansky de Nueva York-Weill Cornell Medicine.

“Nuestros resultados sugieren que los bebés nacidos de madres con Covid se pueden beneficiar de ambas cosas de forma segura si se toman las medidas de control necesarias”, añade.

RECOMENDADO POR LA OMS

“El piel con piel y la lactancia son importantes tanto para el vínculo madre-hijo como para la salud del bebé a largo plazo”

Hasta el momento, apenas hay estudios que examinen qué ocurre durante el embarazo cuando una mujer se contagia de Covid, si se transmite o no al feto la infección o si los recién nacidos pueden infectarse después del parto y si pasan la enfermedad. En este sentido, aunque este trabajo es pequeño, arroja algo de luz a esas cuestiones.

Los investigadores siguieron a 120 bebés nacidos de 116 mujeres en tres hospitales de Nueva York, entre el 22 de marzo y el 17 de mayo, en pleno pico de la pandemia. Ninguno de los bebés fue separado de sus madres y permanecieron en la habitación en el hospital en cunas cerradas ubicadas a dos metros a excepción de cuando los amamantaban o estaban en piel con piel.

Les realizaron una prueba de PCR nasal tras 24 horas de parto y todos dieron negativo. Tras una semana de vida, 82 bebés seguían compartiendo habitación con sus madres y el 80% hacía lactancia materna.

Quince días después de nacer, hicieron una prueba a 72 recién nacidos y todos dieron negativo. Es más, siguieron a 53 bebés durante un mes y ninguno desarrolló síntomas de Covid, por lo que los investigadores sugieren que la transmisión a los recién nacidos por parte de otros miembros de la familia es improbable cuando se toman las precauciones de seguridad.

“Los datos indican que la transmisión perinatal del SARS-CoV-2 es poco probable y que tener a los recién nacidos en la habitación con sus madres y la lactancia materna son seguros, con las precauciones adecuadas”, dice Melissa Medvedev, de la Universidad de California San Francisco, en un artículo complementario en la misma publicación.

“Las conclusiones de este estudio son muy positivas y tranquilizadoras”, considera Eduard Gratacós, director del centro materno infantil BCNatal, del Hospital Sant Joan de Déu y el Clínic de Barcelona, quien también está realizando una investigación en el marco del proyecto Kids Corona sobre la transmisión del coronavirus durante el embarazo de madre a hijo y tras el nacimiento.

“Contamos con alrededor de 900 casos y aunque aún no tenemos las cifras definitivas, vemos que el porcentaje de contagio de madre a hijo es muy bajo, por debajo del 1%”, explica.